La muerte me llama

La muerte me llama y yo la escucho con calma pues me duele el alma y su presencia se vuelve una flama que calienta mis abatidas ganas.

¿Será que me engaña? pero no me quedan ganas de tanto que me duele el alma. Respiro sin ganas. La muerte me llama. Mi alma se inflama. La vida me gana.

Me llama con calma y me mira con pena. Que serena es la luz de las velas. La vida que inflama hoy se derrama como la cera de aquella vela que sin cera se destierra.

Si la vida me tira, lo digo sin irá, que sea el día que con rebeldía le diga que sí a la que sin mentiras me quita la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: