Comunicado a 8 años de la desaparición de Antonio Verástegui González y Antonio de Jesús Verástegui Escobedo

El 24 enero de 2009, alrededor de las 23:30 horas, en un camino rural de Parras, Coahuila, un grupo de civiles armados, presuntamente perteneciente a Los Zetas, en estrecha coordinación con autoridades locales, desaparecieron de manera forzada a Antonio Verástegui González, de 51 años, y a su hijo Antonio de Jesús Verástegui Escobedo, de 18 años.

Los esfuerzos de nuestra familia continúan sin tener resultado efectivo. La criminalidad e impunidad no permiten acceder a una búsqueda real y efectiva. Las acciones del Gobierno del Estado de Coahuila son discursivas y de simulación. La protección de la actual administración con la anterior es la innegable consecuencia de una continuidad.

Aunque los servidores públicos que entorpecieron y dilataron por años nuestro caso ya no se encuentran en la Subprocuraduría, al ser premiados con un mejor cargo, los cambios en la investigación continúan sin hacerse presentes y la búsqueda es simulada.

Han pasado ocho años desde que terminó la tranquilidad en nuestra vida e inició una pesadilla en la que hemos conocido el desprecio por lo humano. Nos hemos enfrentado a la barbarie. Ocho años en los que vimos cómo Coahuila se transformó en un campo de exterminio. Ocho años en los que nos quedó clara la complicidad gubernamental y el uso del discurso para acallar voces disidentes.

Cada día es más doloroso y pesado que el anterior. Nos cansamos, pero sabemos que si permitimos que el agotamiento nos venza, el Estado habrá ganado: habrá desaparecido por completo a Toño y a Toñín. Si dejamos de buscar, nadie más lo hará. Si cerramos la boca, nadie más gritará sus nombres. Si morimos, ellos morirán con nosotros. Por ellos continuamos.

Nuestra búsqueda es incansable y sabemos que un día les tendremos de regreso en casa, en nuestros brazos como en el corazón del que nunca se han ido.

Agradecemos el apoyo de las personas que nos han acompañado a lo largo de estos ocho años, a quienes se han sensibilizado frente a nuestro dolor y nos han dado las fuerzas para continuar.

Atentamente, familia Verástegui González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: