El tiempo pasa con el sin sentido de siempre, el viento sopla y levanta las hojas que se han caído del árbol.
El silencio tan eterno se ve interrumpido, a lo lejos se escuchan risas, voces alegres.
El frío se ve desplazado por el calor de la compañía y el abrazo de la alegría.
El tiempo no tiene sentido de pasar pero es un momento en el que tenemos un sentido de estar, de compartir, de sobrevivir.
En las sonrisas, en los abrazos, en las voces de felicidad, en todo, queda un espacio en silencio, un asiento vacío, una foto incompleta, un abrazo que faltó.
El viento es un suspiro, un recuerdo no olvidado, un corazón dolorido, nos perdemos en un lugar del pasado, suspiramos y quizás lloramos, quizás estamos y nos encontramos, nos cerenamos y continuamos.
El calor regresa a nuestro cuerpo con un abrazo que nos reconforta con una sonrisa que nos invita, con una felicidad que nos necesita.
Felices fiestas para todas las personas que nos quieren, que queremos, que están y que deberían de estar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: